jueves, 20 de diciembre de 2012

Tres días sin ti...

Siento como si los días se repitieran una y otra vez, iguales, monótonos... Todas las mañanas miro el móvil para ver si me has llamado, dado un toque, un maldito sms... Sé que no encontraré nada en la pantalla, pero aún así no puedo evitar hacerlo, es como un ritual... Lo llevo a todos lados... Quizás por que tengo la vana esperanza de que llegues a hacerlo en algún momento... Las preguntas vienen a mi cabeza a cada segundo... "¿Como estás?", "¿Que haces?", "¿Que piensas?", "¿Que sientes?"... Si, puedes pensar abiertamente que soy una estúpida, pero en mi amargura intento buscar el aliento, lo que necesito... Muchas veces he estado tentada a llamarte, por el simple hecho de escuchar tu voz aunque luego me mandes al infierno, pero no lo hice... Sé que eso no te hará bien ni a ti ni a mi, sería ponernos en un compromiso del que no podremos salir... Te echo tanto de menos... Aunque pienses que paso de ti, aunque pienses que intento rehacer mi vida, aunque pienses que esos problemas por los que me dejaste superan a una lucha constante y dedicación en una relación... Nada de eso tiene sentido, jamás te expondría a ningún mal, ni siquiera si se tratase de mi misma... Todos los días acabo llorando, todos los días te tengo en mi mente, todos los días son oscuros y y baldíos, sin apenas probar bocado porque se me cierra el estómago, sin poder pegar ojo porque mi cabeza quiere seguir pensando en ti... ¿Que tiene sentido si no te tengo...? Pero aún así intento tener fuerzas, aunque las tenga que sacar de la tierra... Con tal de recuperarte vendería mi alma al diablo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario