jueves, 20 de diciembre de 2012

Me han pasado demasiadas cosas durante estre transcurso del tiempo... Me he dado cuenta de que la traición puede estar más cerca de lo que uno piensa, acechando en cada esquina, a cada instante... Y por supuesto no viene sola... Pero aún así no me dejo vencer, por nada ni por nadie, nada me importa...La felicidad la encontré hace tiempo a través de palabras y bajo la apariencia de un hombre de baja estatura, tremendamente hermoso, seductor... Casi una droga... Ese sexto sentido que poseo ha servido de mucho, supe que esa persona tras la pantalla era exactamente igual, me enamoré sin remedio como Gackt pudo enamorarse de él... Esa es mi chica, mi Hy-chan, mi angelito caprichoso... Desde que a través del rol la conocí, perdí la cabeza por ella, soñé con ella... Sin tan siquiera saber como era... Ya ha pasado un año, cinco meses y dos días desde que me armé de valor para pedirte salir... Para sujetar tu mano y no volver a soltarte... Nunca supe, a pesar del sentimiento tan idealizado que tengo del amor, lo que era sentir "esas mariposas en el estómago", ser ingrávido, tener alas para volar bien alto... Cada día me hago consciente de que aún puedo subir más, te amo tanto a cada segundo que tu me das toda esa fuerza que necesito... Tú me haces única, feliz, querida... Tú consigues que sonría, que sueñe, que tenga esperanzas... Una simple llamada, escuchar tu risa, imaginar tu expresión a través del teléfono cuando te digo que te amo... Todo para mi es magico... Eres todo lo que quiero en una persona, incluso en esos pequeños momentos gruñones eres adorable, te comería a besos... Sigue dándome esa libertad... Sigue haciéndome sentir como mi corazón bombea cada vez más rápido por y para ti... Sigue riendo para mi... Sigue ahí para que te quiera, te proteja, te bese, te abrace, te adore... Te amo Hy-chan... Tanto que ni todos los textos del mundo serían suficientes para expresarte como me siento... No puedo esperar al día que pueda volver a decírtelo mientras te miro a los ojos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario