jueves, 20 de diciembre de 2012

Comienzo a reencontrarme a mi misma... Ahora que tengo tiempo para meditar, para relajarme en profundidad comienzo a escuchar mi propia voz, la que me dice que necesito o debo hacer... Me siento un poco más tranquila ahora que estoy limando asperezas conmigo misma... Al fin me dedico algo de tiempo para mejorar y expander mis deseos o sentimientos... Espero que esto funcione para darme un poco de paz y también para resolver mis conflictos, tanto interiores como exteriores... Aún sigo queriendo encontrarte en mi sumida oscuridad... Un samurai sin castillo que defender es como un día sin sol o una noche sin luna... Espero que me tiendas de nuevo la mano para continuar nuestro camino, ahora renovado... Te echo de menos, angelito caprichoso... Te amo...

"No hay gloria sin derrota... No hay virtud sin defecto... No hay amor sin desengaños... Lo importante es abrir la mente y el corazón para saber que camino debemos tomar..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario